lunes, 16 de mayo de 2011

Mis mujeres

Mi estirpe es de mujeres que siembran mariposas.
Mujeres con aroma a pan, hierro, noche y jardines.
Vengo de una estirpe de pies de arena, 
vientres afrutados
y pensamientos fecundos.

Mis mujeres mueren cada día; se arrancan el corazón, extravían el pulso, se dejan caer
sobre sus propios huesos y luego cantan para que sus cenizas no toquen
el suelo.
Mis mujeres;  las que dejan una muerte explotando cotidianamente en la nariz, en las manos, 
en la lengua.
Mis mujeres; la muerte les pasa de largo y ellas son copos de harina y brasas 
en flor.

Es cierto, también nacen.
                 también arden.
Mis mujeres
son fuentes, princesas, vírgenes veneradas,
toda la tierra.
Son magia, aún en manos cansadas;
callan para ahogar el miedo,
hablan para callar la soledad.

3 comentarios:

· maría dijo...

O sol ñao pode viver perto da Lua :)

Los vientres de sus mujeres, siempre llevarán agua, para quienes en la deriva encuentren reposo.

Un gusto cantar Paloma Negra y Detrás de los Cielos con usted.
Saludos.
María.

zullyale dijo...

:)Que dicha tus mujeres, no las mujeres, sólo ellas, sólo esas mujeres!!

Un beso y abrazo!!

Argelia dijo...

Y qué mujer no lleva en el vientre tempestad y cuna...

Saludos a las dos, mujeres.

Luego nos vamos a cantar todas juntas.
Porque podemos y porque queremos.